Termina la temporada de verano y se avecina la etapa de cambios, nuevos platos, nuevos clientes, nuevos vinos…es realmente necesario cambiar el plan? Aquí intentaremos analizarlo… 

Cada Estación una Estrategia

La estacionalidad relacionada al turismo y hostelería se manifiesta de diversos modos, dependiendo por supuesto del destino, su localización geográfica, clima, perfil de visitantes y potencial de su oferta gastronómica, disponibilidad de productos y comportamiento histórico de la demanda. 

Es por este motivo que muchas veces nos sentimos obligados a realizar un cambio de estrategia para acompañar el ritmo de consumo de nuestros clientes, ya sean hoteles, restaurantes, vinotecas o tiendas de productos gourmet, los hábitos cambian y justifican este accionar. Además es sano renovarse, rotar diferentes ítems de nuestra bodega y apostar por novedades para mantener a nuestros seguidores curiosos y motivados por visitarnos nuevamente en busca de sensaciones y experiencias enriquecedoras.  

A Cada Vino su Plato

Existe la receta ganadora para todo el año? Es decir, no cambiar casi nada y lograr el mismo efecto permanente y consistentemente en nuestra clientela…probablemente en un Resort de clima tropical sí, pero en un destino de estacionalidad marcada se convierte en misión casi imposible! 

Si cambian los platos, entonces cambiarán los vinos, es que se trata de un comportamiento natural que tenemos al modificar nuestra manera de vestir, horarios y rutina cuando llega el invierno, cambiamos ensaladas y platos frescos por cuchara y guisos, de vinos frescos, ácidos y dinámicos a aquellos más concentrados, untuosos y estructurados, el cuerpo lo pide… 

Disponibilidad Natural

La carta de vinos entonces mutará su oferta a los cambios de hábito de sus clientes y posibilidades de satisfacer maridajes de manera natural, sin forzar la disponibilidad de productos manteniendo intacto el perfil de cada restaurante en particular. 

El Sumiller, Clave del Éxito

En estos momentos de cambio se refuerza el protagonismo del Sumiller, quien deberá buscar la armonía entre los nuevos platos y vinos y así reforzar la identidad del restaurante en la constante búsqueda de excelencia y satisfacción del cliente. 

Vuestro sitio ya está pensando en cambiar de carta? Salud por ello! 

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *